Razón con «CO» delante

Escuela Enrique Aguilar

Razón con «co» delante: co-razón.

Dicen que hay que enseñar a los niños a pensar, que el pensamiento crítico es necesario para una vida democrática. No lo discuto, aprender a usar el pensamiento adecuadamente es muy necesario para crear una nueva humanidad. La razón, la lógica son extraordinarias capacidades humanas. No obstante, vivimos en una sociedad donde lo que se impone es la consciencia racional, el imperio de las razones para moverlo todo, datos, análisis, resultados, cálculos, predicciones según los datos, estadísticas, bla bla bla. Habría que preguntarse cómo nos va desde esta lógica.

Lo que yo veo desde mi punto de vista es que el imperio material/racionalista nos está conduciendo a la autodestrucción social e individual. Esta forma de vivir busca razones para motivar las acciones: estudio este grado porque tiene salida en el mercado laboral, hago este trabajo porque me da dinero y me coloca en una buena posición para progresar, estoy con esta persona porque…

Además, esta forma predominante de consciencia materialista que lo analiza todo para comprender la realidad es muy curiosa. Lo que hace para comprender al ser humano es analizar sus partes, analiza las funciones motoras, las digestivas, el sistema nervioso, analiza las células y su funcionamiento, descubre el ADN, identifica el genoma humano y listo, ya sabemos qué es un ser humano: una cadena de ácido desoxirribonucleico donde está toda la información de ese ser. Tanta obsesión por analizar las partes deja a un lado al ser humano es su globalidad. Y como soy un trozo de ADN con piernas, pues la vida es consumir y poco más.

Es muy pobre y desalentadora esta visión reduccionista del ser humano. Hemos olvidado qué somos, quiénes somos y para qué estamos aquí. Yo creo que el momento evolutivo que vive la humanidad en la actualidad nos pide que recordemos. Recordar, significa volver al corazón, a la razón añádele el «co» delante.

Hemos olvidado que somos seres espirituales que hemos venido a la tierra a aprender y a entregar nuestros dones. Hemos olvidado que cada persona tiene sus aprendizajes particulares y para ello tendrá que vivir una serie de experiencias y también que cada persona tienes unos dones particulares para ser usados en un propósito que, cuando se realiza, provee a la persona de abundancia y sentido vital.

Somos algo más que ADN y, además de la capacidad de la lógica/racional, está la intuición, la inspiración, el amor, la belleza, la dicha… La consciencia racional separa y alienta el ego individual. La consciencia del corazón es integral y alienta la unidad.

Razón con «co» delante: corazón. Y también coherancia, comunidad, comunicación, comunión, colaboración, coliderazgo, complicidad.

Te propongo que no demores más priorizar en tu vida la entrada profunda en tu corazón. Jugando con las palabras te invito a que pongas un «co» delante de tus valores y prioridades. Si todos nos corresponsabilizamos en esta labor podremos crear una nueva humanidad, más unida al amor universal.

Y ¿cómo hago para conectarme a mi corazón?

Yo no sé cual es tu camino para que te abras tu corazón, yo creo que la vida, ahora mismo, ya te está enviando las señales y las oportunidades para que lo hagas. ¿Escuchas las señales de la vida?

Igualmente, te sugiero algunas cosas que nos pueden ayudar a todos a modo de inspiración:

  • Tómate tiempo para no hacer nada y tomar consciencia de tu respiración. Dale descanso a tu mente pensante
  • Pon la intención en sentir, no me refiero a las emociones, que siempre están ahí, informándote de tus necesidades más básicas. Me refiero a darle espacio al sentir del corazón, al sentimiento de la ternura, la belleza, la alegría serena, la compasión…
  • Tómate tiempo para observar la vida que habita a tu alrededor, es pura magia!, el pajarito, el insecto, los árboles. Observar la naturaleza con apertura interna te ayudará a percibir que todo esta conectado y podrás sentir que formas parte de esta conexión. Esto es maravillo, no hay objeto material que pueda sustituir la abundancia y plenitud que se siente cuando conectas con la vida.
  • Invierte tiempo y dinero en conocer tus creencias limitantes, tus patrones y en sanar tus heridas. Para conectar con el corazón hace falta tomar consciencia de lo que te separa de él. Esto es muy bueno para ti y para todos los que te rodean ya que, la persona que hace este trabajo de autoconocimiento se convierten en un agente de transformación social aunque ni siquiera lo pretenda, sucede.
  • Celebra que estás viva, es maravilloso, eres una expresión de la vida, quítate importancia y haz lo que te gusta, canta, baila, ríe, comparte por el placer de compartir
  • Pasa de «modo supervivencia» a «modo propósito». Todo lo que te pasa tiene un propósito, aprende de ello y verás que rápido evolucionas.
  • Y recuerda: eres un ser creativo, con unos dones propios y con un propósito que da sentido a tu vida. No tienes que buscarlos, forman parte de ti, sólo tienes que conectar con ellos y hacerlos consciente.

Te deseo de corazón buen camino

Enrique Aguilar

Te regalo una experiencia
para que eleves tu vibración.

Recibe una meditación dinámica (deriva musical),
para ayudarte a conectar profundamente contigo desde tu casa.

Envía tus datos y además te enviaré periódicamente artículos de interés y los próximos eventos por correo electrónico (sin spam).

6 Comentarios

  1. Rocío Martín Simón

    Gracias Enrique por tus inspiradoras palabras salidas del co-razón!
    Un abrazo!

    Responder
    • Cristina Barea Moreno

      Gracias maestro por seguir enseñando como sólo tu lo puedes hacer.Eres un gran regalo.Un abrazo

  2. Adoración

    ¡Claro y rotundo! Tus palabras han tocado mi corazón una vez más.
    Salud y Alegría!!
    Muchas gracias Enrique

    Responder
  3. Emma Planas

    Gracias, de corazón, y buen camino!

    Responder
  4. atzur

    Gracias Enrique! por tu compartir de corazón y tu generosidad i luz.
    Aprendiendo a ir al centro del corazón con amor y valorando lo sencillo que es grande!
    Agradeciendo i confiando en mi ser, en la vida que respira por nosotros.
    Vivir sin tanta fuerza, sin tanta lucha, dejar que brote lo que ya es, desde el corazón i con
    la sonrisa interna, i la mirada de quien se asoma a la vida por primera vez.
    Sentir ese estado de juego del que hablas donde no hay control, i
    un si a la vida, va dando pasos en una deriva permanente de no querer
    atrapar ya más la vida, mas si vivirla!
    Un gran abrazo Familia!!

    Responder
  5. Ángeles

    Muchas gracias Enrique!
    Conecto con todo lo que dices!
    Llevo tiempo participando en un taller que se llama «Camino del Corazón», en el que nuestro compromiso es, que lo que piense, sienta, diga y haga tenga como guía el corazón.
    Que el corazón nos guíe!
    Un abrazo.

    Responder

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Taller Introductorio

Sistema Ludocorporal®

Formación

Sistema Ludocorporal®

Retiro

El Camino del Propósito

Otros artículos

Los retos en tiempos de crisis
Los retos en tiempos de crisis

Vivimos en tiempos de incertidumbre. A unos les da por el miedo y sólo piensan en protegerse con una actitud conservadora. A otros les da por crear e iniciar nuevos caminos, me pregunto ¿qué hace que unos sigan un camino u otro?.

leer más
Día 7 de ayuno: … y el mundo se paró
Día 7 de ayuno: … y el mundo se paró

En este artículo hablo de la diferencia entre el ritmo social actual y la necesidad de alinearnos al ritmo de la naturaleza. También establezco la hipótesis que el inconsciente colectivo haya intervenido en las circunstancias que estamos viviendo con el corona virus

leer más

Te Regalo

Recibe una meditación dinámica (deriva musical) para elevar tu vibración.

15987

Pin It on Pinterest

Share This