Sistema Ludocorporal

Sobre la Metodología

Ludo: del latín «yo juego».
Corporal: referente al cuerpo.
Ludocorporal: he venido a la vida a jugar con un cuerpo.
Jugar: explorar las posibilidades de la existencia por el placer de hacerlo. 

Formación Sistema Ludocorporal Escuela Enrique Aguilar

1. Definición del Sistema Ludocorporal

EL sistema Ludocorporal usa el poder metafórico de la experiencia lúdica, el poder evocador de la música, el poder expresivo del cuerpo y el poder transformador del arte todo ello para generar un crecimiento y una activación del potencial corporal, afectivo y de consciencia de la persona. De gran utilidad para profesionales del crecimiento personal, la educación, la terapia, la formación, la psicología, el trabajo social, la salud y el coaching de equipos.

 

Todo ello organizado a través de tres metodologías propias que denominamos:

El juego corporal Expresivo®

Es un método de trabajo grupal donde usamos el cuerpo como vehículo de expresión de una manera gozosa, creativa y espontánea. El juego corporal/expresivo se divide en diferentes tipologías de dinámicas lúdicas según su objetivo: el juego imitativo, el juego guiado, el juego escena, el juego historia, la danza afectiva y la deriva lúdica o juego libre.

Nos basamos en el conocimiento de los centros de energías y su relación con el cuerpo. El método se apoya en la música, un instrumento esencial en las sesiones de juego expresivo; nos apoyamos también en orientaciones muy simples para facilitar la libertad expresiva y en una secuencia de dinámicas lúdicas que transportan a los adultos al estado de juego.

El estado de juego es común en los niños y muy difícil de experimentar cuando se es adulto. Se trata de un estado de la consciencia donde hay una focalización intensa en el momento presente, se vive un continuum creativo por el simple placer de crear, se fluye espontáneamente con lo que acontece, se cooperar para mantener un estado de gozo compartido y el intercambio afectivo se produce con una enorme facilidad, entre otras cualidades. Una experiencia profundamente sanadora para la mayoría de los adultos.

La huella que deja una sesión de juego corporal/expresivo es la plenitud y la alegría serena que produce vivir una experiencia de libertad. Y un deseo interno de seguir explorando que llamamos entusiasmo.

Los retos creativos®

Una de las cualidades poderosas que nos facilita el juego es el “como sí”. Como si mis brazos fueran alas, como si con estas gafas pudiera ver lo que no veo, como si esta pintura fuera yo… El uso de las metáforas y el juego ritual nos abren un abanico de posibilidades inmensas.

La metodología de los retos creativos se basa en proponer una secuencia de pequeños retos y juegos metafóricos que se van hilando entre sí para activar un valor o capacidad concreta como la confianza, el coraje, la innovación, el cambio, la empatía, etc. La metodología de retos da la oportunidad a que la persona pueda explorar más allá de sus miedos.

El abordaje lúdico/creativo de esta original metodología ayuda a ir más allá de los límites que cada persona se marca inconscientemente. Se produce una mirada renovada sobre sí misma, validando sus propios recursos para afrontar con empoderamiento los retos de la vida.

Si en el juego corporal/expresivo el instrumento de juego es el cuerpo, en los retos creativos nos apoyamos en el juego proyectado que facilita las artes: el juego de pintar, el juego de construir, el juego de escribir, el juego escenificar…

Las derivas musicales®

La música es uno de los instrumentos principales del Sistema Ludocorporal en general y en particular en la metodología de las derivas musicales. El lenguaje musical lo usamos como activador del potencial. La música actúa por resonancia vibracional, así podemos despertar en las personas capacidades como el coraje, la ternura o la claridad mental entre otras muchas.

La deriva musical es una invitación para fluir y entrar en la expresión libre a través del movimiento, el juego y las metáforas corporales que surgen espontáneamente en la danza. Un espacio libre de expresión y centramiento. Un espacio respetuoso para moverse con la música, expresar la carga emocional reprimida y activar el potencial energético, afectivo y de consciencia. Entregarse a una deriva musical es experimentar el éxtasis de permanecer en lo espontaneo, en el presente, en la creación efímera… El deleite que se vive en una deriva es fruto de ir más allá del miedo y experimentarse uno mismo como SER libre, completo, creativo y que goza de su existencia.

Con el uso adecuado de la música podemos abrir una ventana más allá del sistema de creencias limitantes para que la persona pueda explorarse en un contexto psicocorporal de abundancia o dicho con otras palabras, como canal a través del cual fluye todo: la energía, la fuerza, lo suave, lo tierno, la belleza, el dolor, el amor, la rabia, el sosiego, la tristeza, la alegría…

Una deriva musical es una experiencia guiada por la música, acompañada por frases activadoras que el facilitador va indicando a lo largo de la sesión. La deriva musical se estructura en 4 fases: la fase de centramiento, la fase del niño, la fase de la madre y la fase del padre. Usamos la nomenclatura niño-madre-padre para representar las cualidades arquetípicas de la libertad, el amor, y la sabiduría respectivamente tal y como Claudio Naranjo señala.

¿Deseas ser facilitador/a Ludocorporal?

Los tres cursos del Sistema Ludocorporal®

En cada curso aprenderás una herramienta diferente y recibirás el diploma correspondiente. Para recibir el diploma de Facilitador/a Ludocorporal tendrás que hacer los tres. En tal caso recomendamos hacerlos por orden (curso 1, curso 2 y curso 3) ya que es como se aprovecha mejor este proceso. No obstante, puedes empezar por el que más te motive y luego decidir si sigues con los otros.

Curso 1

Formación en Juego corporal expresivo

Diploma: Coach Lúdico. Facilitador en Juego Corporal Expresivo.

Horas: 70h

Modalidades: 5 fines de semana de octubre a febrero; o en un intensivo de verano de 10 días

Inicio de curso: En octubre de cada año y en julio de cada año en la modalidad de retiro

Curso 2

Formación en Arte para el desarrollo humano: Los Retos Creativo

Formación Sistema Ludocorporal Escuela Enrique Aguilar

Diploma: Facilitador en RETOS CREATIVOS®

Horas: 70h

Modalidades: 5 fines de semana de marzo a julio; o en un retiro de verano de 10 días

Inicio de curso: En marzo de cada año y en julio de cada año en la modalidad de retiro

Curso 3

Formación en Derivas Musicales y Movimiento Expresivo

Formación Sistema Ludocorporal Escuela Enrique Aguilar

Diploma: Facilitador en Derivas Musicales® y en movimiento expresivo

Horas: 275 h

Modalidades: 20 fines de semana durante 2 años a razón de un fin de semana al mes. 

Inicio del curso: En septiembre de cada año en Barcelona

2. Los Procesos Ludocorporales

Todo proceso Ludocorporal es un recorrido vivencial que integra el trabajo con el cuerpo, con la emoción y con la mente, a través de las herramientas del Sistema Ludocorporal.

Estos procesos pueden orientarse para muchos fines: desarrollo personal, educación, coaching de equipos, desarrollo social, etc… En su versión más completa se trata de procesos activadores del potencial humano y de conexión con la esencia.

Dependiendo a quién se dirija y el grado de profundidad que se busque, un proceso ludocorporal puede perseguir una o varias de las siguientes áreas de desarrollo:

    E

    Jugar a Jugar

    Es una de las principales áreas de desarrollo de lo ludocorporal: ayudar a las personas a restablecer la actitud lúdica/creativa. Se trata de la motivación natural que todo ser humano posee por explorar la vida, asumir riesgos y conectar con el entusiasmo, esa fuerza y alegría que nace de poner fuera lo que habita dentro de cada uno.

    E

    Jugar a Activar

    Toda persona posee un potencial energético, afectivo y de consciencia. Cuando ejercitamos una capacidad o competencia existencial como lo nombraba Claudio Naranjo, disponemos de la misma para el desarrollo de nuestra vida.

    Capacidades como la creatividad, el empoderamiento, la libertad interior, el darse cuenta, la empatía, la compasión, la comunión, el coraje, la alegría, la actitud positiva, la empatía, etc. Jugar a activar es el área de desarrollo ludocorporal que trata de sacar lo luminoso de cada persona.

    E

    Jugar a Conectar

    El sistema ludocorporal ha desarrollado herramientas y estrategias que ayudan a las personas a desarrollar la presencia. Jugamos a conectar con el cuerpo, con las emociones, con los sentimientos en el momento presente. En última instancia esta área de desarrollo ludocorporal trata de facilitar la conexión profunda con uno mismo y con la dimensión transpersonal. Iniciar el camino hacia el corazón, lugar de centramiento que nos trae claridad, discernimiento, dirección y determinación para realizar lo que cada uno ha venido a Ser y hacer. De manera transversal todo proceso ludocorporal se basa en apoyar la singularidad creativa que representa cada ser humano. Confrontar el miedo al juicio del otro para conseguir mostrarse uno tal cual es. 

    E

    Jugar con la Sombra

    A través del juego y las metáforas el sistema ayuda a darle expresión a emociones difíciles, fantasías e impulsos que por lo general la persona tiene reprimida consiguiendo liberar la energía retenida y restableciendo el equilibrio emocional de la persona. 

    3. El paradigma con el que trabajamos.

    La vida es un juego en continuo movimiento.

    Entendemos la vida como una expresión del universo en continua exploración. La vida juega a diversificarse en multitud de formas. Desde nuestro punto de vista, lo único que pretende la vida es explorarse en sus infinitas posibilidades y hacerse consciente de sí misma.

    El ser humano como expresión de vida tiene este mismo propósito: explorar su potencialidad y evolucionar con consciencia. La vida es una hermosa oportunidad para explorar y aprender a Ser quienes somos manifestando nuestro máximo potencial.

    Cuando una persona no asume el juego de manifestar su potencial, sufre de angustia vital. El trasfondo de la enfermedad y el sufrimiento es la falta de realización de la persona debido al miedo y su inconsciencia de para qué está aquí.

    Nuestra esencia guarda la información de los aprendizajes y misiones que hemos venido a realizar en nuestra vida.

    Esta información se puede clasificar en tres propósitos o llamados del alma:

    E
    El propósito universal

    Es universal porque nos toca a todos. Todos tenemos el llamado de aprender a ser felices, aprender sobre el amor y ampliar la consciencia.

    Lo de ser felices tiene que ver con aprender a decir SÍ a la vida y sus procesos. Lo del amor tiene que ver con aprender a incluir todas las partes que desde nuestra percepción creemos que están separadas. Y lo de ampliar la consciencia tiene que ver con despertar y ver con claridad quién soy y para qué estoy aquí.

    E
    El propósito familiar

    Cada uno de nosotros hereda de su familia asuntos que no han sido resueltos por los antepasados y que en algún momento de la vida llamarán para que sean atendidos y sanados.

    También podemos heredar dones y talentos de nuestros antepasados que llamará a ser expresados en la vida para el bien propio y colectivo.

    E
    El propósito personal

    Es el llamado a realizar ciertos aprendizajes específicos que tienen que ver con uno mismo y con realizar ciertas actividades entre las que podría estar la profesión.

    Esto último, es el llamado a convertir en un valor para los demás aquello que más te gusta en la vida.

    Estos llamados o propósitos no son metas a conseguir sino caminos a realizar. Nos conducen a unos aprendizajes y a una ampliación de la consciencia. Los propósitos ni se buscan ni se encuentran.

    Cuando conectamos con nuestro centro y aprendemos a sostenernos en él la información de propósito que llevamos dentro comienza a manifestarse a través de lo que hacemos y de nuestras relaciones. Desde este centro, nuestra mente, emoción y cuerpo se alinean en coherencia produciendo la autorrealización del SER que somos.

    La actitud lúdica como catalizadora de la autorrealización.

    La actitud lúdica nace de un estado de confianza. Esta confianza es el sustrato que alimenta las ganas de explorar la vida. Estas «GANAS DE EXPLORAR» es la actitud lúdica. Cualidad intrínseca en el ser humano que cataliza la evolución personal y colectiva. Hemos venido a jugar, lo hemos olvidado y no es casualidad.

    Jugar es cualquier actividad que se realiza sin finalidad, sólo por el placer que provoca realizarla. “JUGAR”, con mayúsculas, es un mandato evolutivo con el propósito de ayudarnos a evolucionar como especie. El mandato de explorar las infinitas posibilidades que ofrece la existencia.

    El jugar es la experiencia activadora de las capacidades potenciales de las que somos portadores y, el disfrute, es el incentivo para que esta activación se produzca. El juego no pertenece a la especie humana, pertenece a la vida y a su propósito de elevar la consciencia.

    Es jugando, disfrutando del proceso de vivir, que podemos encontrar el camino de saber quiénes somos en esencia. Mucho del sufrimiento de las personas no es más que la ausencia de la consciencia del disfrute. En este sentido, el sufrimiento es el grito existencial para que aprendamos a liberarnos del sistema de creencias que limitan la expresión libre de nuestro potencial.

    5. Aplicaciones Profesionales del Sistema Ludocorporal

    El sistema Ludocorporal aporta unas herramientas muy versátiles pudiéndose usar en contextos diferentes:

    • Crecimiento personal
    • Terapéutico
    • Educativo
    • Formativo
    • Social
    • Empresa

    Un facilitador Ludocorporal está capacitado para ofrecer talleres y procesos en contextos grupales con las metodologías propias del sistema.

    Ejemplo de talleres:
    • Talleres de juego expresivo y creatividad
    • Talleres de cohesión de equipos
    • Talleres de liberación de estrés
    • Taller de expresión y libertad
    • Talleres de gestión emocional
    • Talleres de mejora del clima laboral
    • Talleres para el desarrollo de un valor:
      • Talleres de empoderamiento
      • Talleres de empatía
      • Talleres de cooperación
      • Talleres de innovación
      • Talleres para el despertar creativo
      • Talleres de escucha
      • Talleres de adaptación al cambio
      • Etc.
    Ejemplos de procesos y/o cursos:
    1. Desarrollo de valores en ámbitos educativos.
    2. Sanación del niño interior en contextos terapéuticos.
    3. Coaching de equipos.
    4. Procesos de integración y convivencia en ámbitos sociales.
    5. Experiencias vivenciales para entornos de formación y aprendizaje
    6. Activación del potencial humano en ámbitos de crecimiento personal.
    7. Procesos de conexión con la esencia
    8. Etc.

    6. Las Fuentes

    El Sistema Ludocorporal es fruto de más de 30 años de experimentación de Enrique Aguilar Ferraz trabajando con el juego y métodos vivenciales en multitud de contextos (animación sociocultural, educación formal, educación no formal, formación profesional y continua, formación de profesores, empresa, terapia, risoterapia, arteterapia y desarrollo personal).

    En concreto, las tres metodologías del Sistema Ludocorporal se han ido configurando desde el año 2007 hasta la actualidad a través de un continuo proceso de investigación-acción articulado por la Escuela Enrique Aguilar.

    Este Sistema se desarrolla a través de tres metodologías con identidad propia que beben de las siguientes fuentes:

    E

    Psicología Humanista

    E

    Psicología Transpersonal

    E

    Terapia Gestalt

    E

    Terapias expresivas

    E

    Pedagogías basadas en la educación para el Ser

    E

    Neurociencia

    E

    Meditaciones activas de Osho

    E

    Y las influencias de Claudio Naranjo, Antonio Blay, Gerardo Schmedling y Jesús de Nazaret (su mensaje fuera del contexto religioso).

    Escuela para el desarrollo integral del Ser

    Prueba gratis la experiencia de una deriva musical

    Inscríbete en el siguiente formulario y recibirás un mail con el acceso a la deriva musical de centramiento y al vídeo explicativo para que la puedas hacer en tu casa cuando quieras. Te ayudará a empezar el día con armonía, energía y alegría.

    Responsable: Enrique Aguilar. Finalidad del tratamiento: Enviarte información sobre publicaciones, vídeos, conferencias, futuros cursos, talleres, actividades o servicios relacionados, organizados o impartidos por Enrique Aguilar Ferraz y sus colaboradores. Conservación de los datos: Los datos se conservarán mientras exista un interés mutuo para mantener el fin del tratamiento y cuando ya no sea necesario para tal fin, se suprimirán con medidas de seguridad adecuadas para garantizar la seudonimización de los datos o la destrucción total de los mismos. Destinatarios:  Mailchimp (consultar aquí su política de privacidad). Aparte de este supuesto, no se cederán datos a terceros salvo obligación legal. Derechos: Puede ejercer los derechos de acceso, rectificación, supresión, oposición, limitación del tratamiento de sus datos o ejercer el derecho a la portabilidad de los mismos. Todo ello, mediante escrito, acompañado de copia de documento oficial que le identifique, dirigido a Enrique Aguilar c/Veïnat Pocafarina 27, Vallgorguina, Barcelona 08471 – info@escuelaenriqueaguilar.com. En caso de disconformidad con el tratamiento, también tiene derecho a presentar una reclamación ante la Agencia Española de Protección de Datos.

    error: ¡El contenido está protegido!

    Pin It on Pinterest