Sonríele a la vida y la vida te sonreirá

Enrique Aguilar

Hoy, caminando por el bosque le sonreí a un árbol y a continuación sentí una alegría interior profunda. Animado, le sonreí a otro árbol y mi vibración interna se elevó aún más.

Seguí jugando a este juego y de repente, se desveló en mi mente: «sonríele a la vida y la vida te sonreirá.

Un profundo agradecimiento estremeció mi cuerpo. 

Llevo tiempo que no le sonrío a la vida, no cualquier sonrisa sino la sonrisa íntima, que nace del alma y sintoniza con la unidad de la vida, lo había olvidado. Seguí con mi paseo y reconocí la piedra, reconocí la planta, reconocí al pájaro, reconocí al árbol y a medida que me adentraba en ello más vivo me sentía. Reconocía la vida y al hacerlo, me reconocía a mí como expresión de vida. Reconozco el alma que habita mi cuerpo y el amor que surge cuando lo hago.

Creo que el origen profundo  de la enfermedad, del sufrimiento y de la angustia humana es el reflejo de un olvido. De olvidar de quiénes somos en esencia. En mi experiencia así lo reconozco.

La etimológía de la palabra olvidar hace referencia a ponerse denso, oscuro. Realmente cuando vivimos en el olvido vivimos en la oscuridad y en la densidad.

Hoy en compañía de una maravillosa presencia he recordado. «Re-cordar» volverse a unir.

Y no contaría todo esto si mi propósito de vida no fuera ayudar a otros a re-cordar. Puesto que sí es mi propósito, aquí dejo estas palabras por si a alguien le resuena o sirven de puente para conocernos.

Este mes de septiembre hace 11 años que inicié mi trabajo con el juego y el desarrollo humano. No imaginé entonces lo profundo e importante que es que volvamos a jugar. La alegría que nos trae el juego a nuestras vidas es una de las vías, aún poco exploradas, para salir del olvido y reencontrarnos con nuestra esencia. 

Gracias

Enrique Aguilar

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Confesiones: un relato personal
Confesiones: un relato personal

Una noche de verano en una playa en Cabo Verde mientras mis dos compañeras de viaje dormían yo, tumbado en la arena, veía las estrellas. Era tarde y sentía resistencia a ir a dormir ante tal cantidad de estrellas que dibujaban el cielo. Era increíblemente...

leer más
La actitud lúdica y el propósito de vida
La actitud lúdica y el propósito de vida

Por el camino de la evolución el ser humano actual ha olvidado algunos aspectos de su naturaleza que son esenciales. Uno de ellos, es la actitud lúdica. Como Huizinga nos señala más que homo sapiens (el hombre que sabe), deberíamos denominarnos el homo ludens (el...

leer más
Por una sociedad con corazón
Por una sociedad con corazón

¿Te imaginas que la finalidad de la educación fuera la felicidad de las personas? ¿Te imaginas una educación, una economía y una política del bien común? ¿Cómo hacemos para construir una sociedad del bien común? ¿Cuál es el reto personal para alcanzar tal noble fin...

leer más

Únete a Ludocorporal

¿Quieres recibir los últimos artículos y fechas de próximos talleres?

Envía tus datos y periódicamente recibirás las novedades en tu correo electrónico (sin spam).

Responsable: Sistema Ludocorporal - Enrique Aguilar. Finalidad: gestionar el alta a esta suscripción y el envío de nuestras publicaciones así como correos comerciales. Legitimación: es gracias a tu consentimiento. Destinatarios: tus datos se encuentran alojados en nuestra plataforma de email marketing Mailchimp con sede en EEUU (política de privacidad de Mailchimp). Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación o suprimir tus datos enviando un email a info@ludocorporal.com. Información Adicional: Puedes ampliar la información en el aviso legal y política de privacidad.

Únete a Ludocorporal

recibe las últimas novedades

15987

Estoy renovando y mejorando los servicios y la página web (por si ves algo extraño), gracias por tu paciencia.

Pin It on Pinterest

Share This